NOA

EL Noroeste Argentino (NOA) comprende las provincias de Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán. Su población es del orden de los 5 millones de habitantes. Con los ojos de la historia, el NOA es la región más antigua y cohesionada de la Argentina. Su personalidad regional ya estaba presente en las poblaciones autóctonas sobre las que la colonización española creó la Gobernación del Tucumán en el siglo XVI. El territorio ha estado bajo la influencia de los Diaguitas y Calchaquíes, pueblos agroalfareros que cultivaban en terrazas: maíz, poroto, quinoa y papa; criaban camélidos, aprovechaban su lana, su carne y los usaban para la carga. Estas comunidades rendían culto a la Pachamama, madre tierra, a Yacumama, madre del agua, a Inti, a Huairapuca, madre del viento, a Illapa, el trueno o relámpago, de manera tal que procuraban vivir en equilibrio con la naturaleza.

 

“Esto fuimos; esto es también nuestro – no importa la sangre inmigrante que alojemos en nuestros cuerpos – somos también suelo, paisaje y memoria; allí están alguna de nuestras raíces, bueno será integrarlas, alimentarlas; nos sentiremos más fuertes y más firmes para pararnos frente al porvenir”, expresa la escritora e historiadora Alba Omil.

 

El NOA posee una amplia variedad de climas, desde los per-húmedos, cuando los excedentes hídricos superan los 1.000 mm anuales, hasta los áridos, con déficit en todos los meses del año. La diversidad se repite en sus suelos. Así, en un fantástico paseo de menos de 300Km podemos recorrer la Llanura Chacopampeana, la Selva Basal y Tucumano Oranense, los Bosques y pastizales de altura y el Pedregal de las Altas Cumbres. Esta variedad de climas, suelos y vegetación caracterizan a la región con una enorme biodiversidad, biomasa y potencial para múltiples actividades productivas.

 

La economía del NOA se basa en actividades primarias y en el procesamiento de productos agropecuarios. Si bien, el eje agroindustrial del NOA es la caña de azúcar, parte de su potencial se despliega hacia la producción de bioenergía desde citrus, frutales tropicales, frutas finas, hortalizas, olivos, en altura la producción de vinos de altísima calidad, papa, el incipiente renacer de los cultivos andinos, y en la llanura o entre valles los granos, el algodón, el tabaco y la ganadería.

 

El desarrollo de un modelo bioeconómico regional permitiría promover la innovación, la creación de recursos estratégicos, un uso y aprovechamiento del territorio más sustentable, la posibilidad de agregar valor a las actividades y la generación de empleos. En este sentido Bioeconomía Argentina 2015 Región NOA se enfocará en “agroindustria, alimentos y energía, integrando tecnologías en búsqueda de sostenibilidad para mejorar la calidad de vida de la comunidad”.

 

En el encuentro trataremos los sistemas productivos de la región, tradicionales e incipientes, su estado de situación y sus potencialidades. Se integrará la oferta ambiental regional, la incorporación de tecnología y la gestión eficiente desde lo sustentable. Los ejes temáticos serán: cultivos regionales y bioenergéticos, frutos cítricos, tecnologías para la conversión de biomasa, bioproductos, bioinsumos, geotecnologías y TICs aplicadas a la bioeconomía.

 

El evento comprenderá disertaciones de expertos nacionales y extranjeros, mesas paneles y exposiciones de experiencias regionales. Los bloques temáticos incluirán tanto las actividades de investigación aplicada como de innovación tecnológica. Se promoverán las interacciones entre los sectores académicos, productivos y públicos como contribución a la elaboración de futuras agendas regionales.

 

El Simposio se realizará en la ciudad de Tucumán los días 1 y 2 de julio de 2015.

Entrada libre y gratuita con inscripción previa

 

 

 

 

provinciales