CENTRO

 

La Región Central, integrada por las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y La Pampa, es la más importante del país tanto en términos poblacionales como económicos. Si bien territorialmente ocupa sólo alrededor de un cuarto del territorio continental, concentra más del 60 % del total de la población, y dentro de la misma se encuentran 7 de los principales 10 centros urbanos del país.

 

En términos económicos la Región Central concentra alrededor del 75 % del Producto Bruto del país, incluyendo la mayoría de la producción agropecuaria y agroindustrial.  Asimismo, los puertos fluviales y marítimos representan el principal enlace de la economía nacional con los mercados internacionales.

 

En lo agropecuario, la Región Central, incluye la zona conocida como “pampa húmeda”, una de las regiones agrícolas más privilegiadas del planeta, que aporta más del 85 % de la producción de cereales y oleaginosas del país – estimada en cerca de 100 millones de toneladas – así como también una proporción significativa de otros cultivos frutihortícolas. La producción de carne y leche es también un rubro importante en la región, ya que representa alrededor del 60 % del stock ganadero nacional y cerca del 95 % de la producción láctea. Estas pueden incrementarse significativamente, mediante nuevas tecnologías y un fuerte compromiso de innovación como base de estrategias de sostenibilidad, producción y agregación de valor. Dicho incremento ha venido ocurriendo en las últimas décadas con la adopción de las tecnologías OGM en soja y maíz y con el desarrollo de la siembra directa como práctica dominante. Estas prácticas agronómicas sitúan al país en un puesto de liderazgo en términos del desarrollo de estrategias de intensificación agrícola sostenible. Adicionalmente, se ha instalado una importante capacidad de refinación de biodiesel a partir de soja y girasol y, de etanol por fermentación de maíz y sorgo.

 

La actividad industrial en la región está ampliamente diversificada y abarca a la mayoría del procesamiento de alimentos, la metalmecánica y la industria farmacéutica (salud humana y animal). En estos sectores se encuentra un extenso número de iniciativas  innovadoras. Esto se complementa con una importante capacidad científico–tecnológica, tanto en áreas tradicionales como de avanzadas vinculadas a la bio y nanotecnología, y a las tecnologías de información y comunicaciones (TICs). Muchas de ellas se relacionan mediante una activa dinámica de asociaciones público-privadas.

 

Este complejo entramado constituye una formidable plataforma para el desarrollo de nuevas cadenas de valor ligadas a la bioeconomía. Los avances en el campo agropecuario, la producción de biocombustibles y la industria farmacéutica son ejemplos de este progreso, aunque el potencial es aún mayor.

 

En este marco, el Simposio de Bioeconomía Argentina 2015 Región Centro se focalizará en los siguientes ejes estratégicos:

 

  • La bioeconomía como modelo de desarrollo para la Argentina
  • Oportunidades de innovación en las industrias agroalimentaria y farmacológica
  • La intensificación agropecuaria sostenible como parte de la bioeconomía
  • Biorefinerías y biomateriales
  • Políticas públicas para el desarrollo de una bioeconomía sustentable

El Simposio se realizará en la ciudad de Rosario los días 25 y 26 de junio de 2015.

Entrada libre y gratuita con inscripción previa