• Contacto
  • Buscar

Jornada: Biorrefinerías de Acrocomia

Una alternativa para el NEA

Con la organización de las Secretarías de Gobierno de Agroindustria y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la República Argentina, junto a la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA) se realizó el pasado 07 de marzo de 2019 la jornada “Bioerrefinerías de Acrocomia: una alternativa para el NEA (biojetfuel, biomasa, cosmética y alimentos).

De izq. a der.: Diego Wassner, Alejandro Mentaberry y Miguel Almada.

El encuentro, que estuvo coordinado por el director de Bioenergía de la Secretaría de Alimentos y Bioeconomía, Miguel Almada, y el coordinador del Gabinete Científico Tecnológico de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Alejandro Mentaberry; permitió abordar alternativas para diversificar la producción en el Noreste de nuestro país (NEA), a través del desarrollo de un nuevo sistema de producción que genere arraigo rural a través de la demanda de mano de obra, y sea compatible con gran parte de las producciones actuales, como la ganadería y la horticultura, brindándole viabilidad económica a los proyectos, ya que la palmera comienza a producir a partir de los 4-5 años de edad, con una vida útil en proyectos comerciales de más de 40 años. 

Diego Wassner, moderador del evento.

El profesor en la Cátedra de Cultivos Industriales en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, Diego Wassner, quien fue el moderador del evento, afirmó que “la palmera nativa Acrocomia totai -tal es su denominación científica- posee un altísimo potencial para la producción de aceites con fines industriales como biodiesel y cosméticos, con un rendimiento diez veces superior al del principal cultivo oleaginoso de la Argentina, la soja. Es posible obtener entre 4 y 5 mil litros de aceite por hectárea, mientras la soja genera alrededor de 500 litros en la misma superficie”, y resaltó que por estos motivos es importante su evaluación para impulsar la siembra y el agregado de valor de esta palmera, que en Brasil y Paraguay ya se explota comercialmente y con buenos resultados. 

“Además del potencial como cultivo oleaginoso, los frutos de Acrocomia totai poseen potencial como recurso biomásico. Las provincias de Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa, tienen las condiciones de clima y suelo aptos para el desarrollo de esta planta. Este cultivo, apto para extensiones reducidas, puede convertirse en una alternativa conveniente para pequeños productores”, afirmó Wassner.

Fernando Vilella, en su charla de bionegocios.

Por su parte, el director en Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, Fernando Vilella, habló sobre la bioeconomía, y señaló que es “un instrumento para promover el desarrollo territorial”. 

Una palmera en observación

En el 2014, un grupo de trabajo, conformado por investigadores de la Cátedra de Cultivos Industriales de la Facultad de Agronomía (FAUBA), con el apoyo de la Dirección de Bioenergía de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, comenzó a trabajar con la evaluación del potencial productivo de Acrocomia totai.

Cabe recordar que la Acrocomia es una palmácea (se las conoce como palmeras o palmas) oriunda del NEA argentino (Corrientes, Misiones, Chaco, Santa Fe y Formosa), sur de Brasil y Paraguay, y sus frutos poseen una alta cantidad de aceites aptos para producción de biocombustibles líquidos, productos cosméticos, energía a partir de biomasa y también son fuente de alimento para ganado.

Videos del encuentro

Apertura del evento


Acrocomia estado de arte en Argentina – Diego Wassner


Oportunidades en fitocosmética – Damaris Reynoso (Novachem)