• Contacto
  • Buscar

 

(extracto nota LA NACIÓN)

 

…”Mucha gente no lo sabe, pero la Argentina tiene más de 200 empresas relacionadas con el área de la biotecnología, que ya producen exportaciones cercanas al medio millón de dólares y realizaron ventas por un valor de US$ 2.136.405″, expresó el doctor Alejandro Mentaberry, bioquímico y coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, quien explicó cómo el crecimiento demográfico, los recursos limitados y el cambio climático “generan una cantidad de demandas complejas” donde “el problema básico es incrementar la productividad: esto tiene que ver con los alimentos, pero también con materiales. En un ámbito restringido, desde el punto de vista físico y climático, la variable principal para solucionarlo es el conocimiento científico y tecnológico”.

 

“Algunas de las características distintivas de lo que llamamos bioeconomía -continuó- son el uso integral de la biomasa, un término genérico; la aplicación de procesos circulares, en cascada, reciclando materiales y con la creación de valor agregado a nivel local y regional; la diversificación y regionalización, y también la sustitución de los petroderivados”.

 

En el mundo, 52 países tienen programas de bioeconomía, pero sólo dos, Alemania y la Argentina, tienen consejos nacionales.

 

En el caso argentino participan seis ministerios: Producción, Industria, Tecnología, Ambiente, Trabajo e Interior.

 

“Es la primera vez que a nivel de las políticas del Estado empezamos a discutir el tránsito del sistema productivo”, destacó Mentaberry.

 

 

VER NOTA COMPLETA